14.10.12

Semana Internacional de la crianza en brazos


Esta semana se celebró la semana internacional de la crianza en brazos (o del porteo) y he querido desde aquí hacer mi pequeña aportación con esta mención.
Antes de que Nora naciese nunca pensé que me convertiría en una madre canguro, hasta que ella llegó y decidí que quería llevarla siempre pegadita a mi, a todas horas. Me habían dejado un foular elástico pero no sabía ni colocarlo, me entraban montón de dudas sobre si lo estaba poniendo bien o si ella estaría cómoda. Pero por otra parte, desde que ella nació empecé a ponerme en su lugar, a pensar que hacía unas horas (o unos días, o unos meses) ella estaba protegida dentro de mí, sin frío ni calor, sin hambre ni ruido, sintiendo mi corazón y siendo mecida por mis movimientos. Así que cuando vi la posibilidad de llevarla pegada a mi pecho, en una posición casi fetal, sintiéndome cerca, lo más parecedido a como había estado estos meses atrás me pareción lo más acertado, lo más bonito y lo mejor para ella (para las dos). De esta manera empezaron cientos de paseos juntas, pegaditas, hablándole, dándole miles de besos (muchísimos más de los que le habría dado si fuese en el carrito), de miradas, de complicidad, de hacer mías hasta sus pequeñas siestas al alcance de mis besos, de compartir sus pequeños ratitos de sueño. Así que me aficcioné a esto del porteo y a ese foular elástico siguieron otros, sobre todo nuestra bandolera, a la que tanto partido hemos sacado y tantas horas de paseo ha compartido con nosotras.
Gracias Acerina, por habernos descubierto esta forma de crecer compartiendo.








  •           

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada